25 de febrero de 2009

Gobierno cántabro ayudará a los hosteleros comprando 50.000 plazas que ofertará después en paquetes turísticos

El Gobierno de Cantabria quiere asegurarse de que los alojamientos hoteleros y extrahoteleros cántabros puedan hacer frente a la crisis y, para ello, les comprará 50.000 plazas hoteleras que después se encargará de comercializar en temporada baja, diseñando para ello paquetes turísticos.
El consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, explicó hoy que todavía hay que definir cómo se llevará a cabo esta iniciativa 'pionera', pero calcula que para el mes de otoño se pueda realizar ya la primera convocatoria de compra plazas.
En total, la Consejería destinará un millón de euros a esta medida, que se concretará en dos convocatorias de adquisición de plazas hoteleras: 25.000 este otoño y otras tantas en la primavera de 2010.
Los recursos saldrán de las habituales órdenes de ayudas para inversiones, modernización y nuevas tecnologías en el sector, que este año no se convocarán porque, según destacó el consejero, muchos hosteleros no podrán hacer este año inversiones y, por ello, se ha pensado en apoyar al sector por otra vía.'Hemos intentado buscar una nueva vía de apoyo a los empresarios turísticos, porque consideramos que el actual no es el mejor año para inversiones en los establecimientos', argumentó. López Marcano destacó que su departamento comenzará a trabajar 'desde ya' para perfilar la forma de articular los paquetes turísticos y poder realizar la primera convocatoria de compra de plazas para el próximo otoño.
El diseño definitivo de dicha medida y su puesta en práctica se realizará en colaboración con las asociaciones del sector (Hostelería, Campings, Turismo Rural, Agencias y Turismo Activo).Para próximos años, el mantenimiento de esta propuesta o la vuelta a las tradicionales órdenes de ayudas dependerá de las circunstancias económicas y, en todo caso, cuando cambien esas circunstancias se analizará si conviene retomar las ayudas o seguir con esta iniciativa.López Marcano señaló que se trata de una medida 'audaz y arriesgada', pero también destacó que es 'obligado' adoptarla en la coyuntura económica actual y subrayó que se basa precisamente en la constatación 'de la realidad que nos toca'.Con ella, resaltó que la Consejería se convierte en 'fondo de garantía' para el sector y aporta 'relativa tranquilidad', en la medida que adquirirá un número determinado de habitaciones al sector cántabro 'garantizando unos mínimos a los empresarios'.

0 comentarios:

Publicar un comentario